¿Qué fue exactamente lo que pasó con el Galaxy Note 7?

La Historia

Agosto 19: El lanzamiento

El 19 de Agosto del 2016 se lanza al mercado el Galaxy Note 7, equipo con el sistema operativo Android y con la característica distintiva de tener un stylus. Este modelo compite directamente con el iPhone 7 de Apple y con el Pixel de Google para esta temporada navideña del 2016.

El costo era de $800 USD, haciéndolo un producto Premium.

Septiembre 9: Reportes de que el equipo se incendia empiezan a circular

Aparecen historias en la red acerca de que el equipo se incendia espontáneamente; se reportan heridos por quemaduras y daños materiales. Solamente en EU, Samsung recibe 92 reportes. Un caso particularmente dramático muestra como se incendió el coche de un hombre en Florida a causa de la explosión de uno de estos dispositivos.[1]

La Historia

Agosto 19: El lanzamiento

El 19 de Agosto del 2016 se lanza al mercado el Galaxy Note 7, equipo con el sistema operativo Android y con la característica distintiva de tener un stylus. Este modelo compite directamente con el iPhone 7 de Apple y con el Pixel de Google para esta temporada navideña del 2016.

El costo era de $800 USD, haciéndolo un producto Premium.

Septiembre 9: Reportes de que el equipo se incendia empiezan a circular

Aparecen historias en la red acerca de que el equipo se incendia espontáneamente; se reportan heridos por quemaduras y daños materiales. Solamente en EU, Samsung recibe 92 reportes. Un caso particularmente dramático muestra como se incendió el coche de un hombre en Florida a causa de la explosión de uno de estos dispositivos.[1]

Las aerolíneas Delta Airlines, United Airlines y American Airlines dan instrucciones a su personal para pedir a los pasajeros que apaguen totalmente (no en modo avión) su Note 7 antes de abordar.

Septiembre 9: Inicia el recall y se envían los reemplazos

Samsung suspende las ventas del Note 7 y emite una orden de recall voluntaria el 15 de septiembre para los equipos comprados antes de esa fecha. La CPSC ( Consumer Producto Safety Comission) en Estados Unidos enuncia una alerta para apagar el equipo y dejar de usarlo.

El recall se hace e incluye 2.5 millones de teléfonos de diez distintos países. Se envían medio millón de unidades de reemplazo. En este momento WSJ publica una investigación en donde que dice que el 90% de los clientes pide que le den un nuevo Note 7 en lugar de otro modelo o el reembolso del dinero.

Septiembre 12: La acción sufre

El 12 de septiembre la acción de la empresa refleja la magnitud del problema. Su valor cae en 20,000 billones de dólares. Los múltiples reportes de incidentes así como los avisos de las aerolíneas y reguladores causan la caída de la acción de Samsung.

Octubre 9: Los reemplazos se incendian también

Surgen cinco reportes que indican que los teléfonos de reemplazo también se incendian.

El 9 de octubre Samsung detiene los cambios de los Note 7 ya que teme que los reemplazos tengan el mismo problema que los originales.  Los proveedores T-Mobile, AT&T y Verizon paran también los intercambios y las ventas.

Octubre 11: La muerte del Note 7

Samsung a través de un comunicado –pensando en la seguridad de sus clientes antes que en algo más– pide que no se use mas el equipo y decide parar definitivamente su producción.[2][3]

La Batería

Para entender que hace que una batería sea segura hay que conocer su funcionamiento. Existen dos electrodos o conductores en sentidos opuestos. Un electrodo tiene energía de iones cargados con energía positiva, y este se llama cátodo . El cátodo esta lleno de litio y es donde se guarda el “combustible”. El electrodo opuesto tiene iones negativos y se llama ánodo.

En el proceso de carga los iones van del cátodo al ánodo. Cuando la batería esta en uso el litio se mueve en la dirección contraria . En medio de estos dos hay químicos llamados electrolitos que conducen la corriente ayudando a los iones a moverse de lado a lado más fácilmente. Lo que se debe de cuidar en este proceso es que el cátodo y ánodo no se toquen ya que esto redirige la energía a los electrolitos. Para prevenir esto los fabricantes insertan separadores.

Pero, ¿qué pasó con la pila del Galaxy 7?

 Algunos separadores tenían fallas y dejaron que los dos electrodos se tocaran enviando la energía directamente a los electrolitos, qué a diferencia de los polos, son un líquido altamente inflamable y al sobrecargarse provocan una reacción química que causa fuego.

Es importante agregar algo que CNET nos recuerda: este no es el primer caso en que algún pila se incendia o que haya un recall de un producto de esta magnitud. En el 2009 Nokia hizo un recall de 46 millones de baterías por un riesgo de cortocircuito similar a este. Incluso Apple tuvo este problema cuando usuarios sufrieron quemaduras con iPhones que explotaron en 2015 y 2016.

Lo que hace a este caso diferente según una investigación de Bloomberg(haciendo uso de un documento de la agencia de Tecnología de Corea) es que existió un error en el proceso de manufactura. La máquina que une las partes del teléfono puso presión en los separadores de la pila provocando de esta manera un daño en el separador que fue lo que provocó la reacción química que describimos anteriormente.

 

Análisis

Esto es definitivamente un golpe duro para Samsung. Es malo que el teléfono que debe ser la estrella de la línea tenga un problema de esta magnitud pero es catastrófico que una vez que se hizo el recall para “resolver” el problema reemplazando el dispositivo defectuoso, estos nuevos equipos también presentaron nuevamente la complicación. Para dimensionar este suceso solo hay que saber que es la primera vez en la historia que esto sucede.

Nuestra opinión es que aún con lo anterior, Samsung ha tomado una actitud responsable ya que desde el principio reconoció el problema y actuó rápidamente con el recall mientras que sus usuarios reaccionaron favorablemente ya que el 90% quería quedarse con un equipo de la marca.

Aun después de la desafortunada segunda falla han sido nuevamente prudentes ofreciendo reemplazar el Note 7con otro modelo o la devolución del dinero. Fue una decisión fuerte decidir retirar el Galaxy Note 7 del mercado de manera definitiva pero todo indica que fue un fallo acertado e incluso no nos extrañaría que pronto desaparezca el número 7 de sus demás modelos para evitar la asociación entre el Galaxy S7 con el Galaxy note 7.

No vemos que técnicamente exista algo de que preocuparse a largo plazo o una razón por la cual descartar futuras compras por parte de los usuarios de teléfonos u otros productos de Samsung. Realmente el índice de equipos con el problema fue de 0.01% que son 1,000 de los 2,500,000 de equipos que se manufacturaron.

En cuanto a la pérdida de credibilidad creemos que este caso es una anomalía mas que un tema que pudiera repetirse de manera frecuente por lo cual esperamos que los clientes de Samsung se queden como fue el indicio en el primer recall. Al final, esta es una falla porcentualmente muy pequeña y aunque sus consecuencias son aparatosas y causaron grandes problemas para Samsung, la empresa reaccionó bien y se está sobreponiendo a esta adversa situación.

En conclusión, creemos que al final Samsung se va a recuperar de este incidente ya que es una empresa seria, diversificada y cuenta con el respaldo para afrontar la perdida de 2,000 millones de USD. Incluso ahora su acción muestra una recuperación.

 

[1] Consumer Product Safety Commission. (2016, September 15). Samsung Recalls Galaxy Note 7 Smartphones Due to Serious Fire and Burn Hazards. Retrieved form: https://www.cpsc.gov/Recalls/2016/Samsung-Recalls-Galaxy-Note7-Smartphones/

[2] Samuelson Kate.  (2016, October 11). A Brief History of Samsung´s Troubled Galaxy Note 7 Smartphone. Retrieved form: http://time.com/4526350/samsung-galaxy-note-7-recall-problems-overheating-fire/

[3] Hollister Sean.(2016, October 10). Here´s why Samsung Note / phones are catching fire. Retrieved from: https://www.cnet.com/news/why-is-samsung-galaxy-note-7-exploding-overheating/

 

Ricardo OteroComment